CRAQUELADO

Generalidades.- He visto comentarios por internet y oído en tiendas, que es una técnica difícil y como no soy de esa opinión, es por ello, que escribo este artículo para tratar de explicar todo el proceso de la forma sencilla.

El craquelado es un efecto (normalmente involuntario) que aparece algunas veces con los años, en pinturas al óleo, porcelanas, lozas y muebles, etc. Este fenómeno se presenta en forma de finas grietas que cubren generalmente la superficie de la pintura, loza o mueble.

Este efecto que para un pintor artístico suele ser un problema, en las artesanías y manualidades, es aprovechado para crear en decoraciones de objetos y cuadros actuales un aspecto de envejecimiento y antigüedad.

Como ya he dicho, no es difícil pero si es una técnica cambiante, por los productos utilizados como pinturas y barnices, pues influye el grosor de las capas de pintura, los tiempos de secado y alguna particularidad más que iremos comentando, pero veréis, que al final no resulta difícil.

Hoy día existen productos ya preparados (Craqueladores) en las tiendas especializadas, que solo con seguir sus instrucciones o el consejo del personal de la tienda, es fácil conseguir el efecto del craquelado. Estos productos suelen ser sensibles al calor y corrientes de aire, efecto,  que por otra parte se aprovecha para acentuar sus efectos.  También comentaros que hay dos tipos de craquelador, uno el más popular de un solo componente y otro algo menos extendido que utiliza dos componentes.

Como el craquelado es una técnica que se realiza al final de la decoraciónde un objeto o pintura, damos por sentado que la preparación de  la superficie a pintar  o decorar, se ha realizado convenientemente, en las maderas aplicando tapaporos o imprimación y se ha lijado y devastado para que la superficie a pintar esté totalmente lisa e igualada y que así  obtener el resultado final sea el deseado.

Craquelado natural.- El craquelado de forma natural, se produce por la contracción desacompasada  durante el tiempo de secado, de las distintas capas de pintura en un cuadro, mueble u objeto.

Craquelado inducido.- El craquelado inducido o artificial, se consigue colocando de base una capa de pintura sintética (secado lento) y sobre ella otra capa de pintura acrílica de base acuosa (secado rápido).  La pintura sintética de secado lento genera tensiones superficiales durante mayor tiempo y por eso la capa de pintura acrílica que seca antes se cuartea por las tensiones generadas en la capa inferior.

En la actualidad el craquelado inducido o voluntario se produce aplicando unos barnices craqueladores que ya están preparados y en pocas horas obtenemos los resultados apetecidos. Existen dos tipos de craquelador, de un componente y de dos, que explicaremos a continuación su manipulación.

Craquelado un componente.- El componente para craquelar es como un barniz translúcido, que al secar se queda transparente, soluble al agua y su aplicación se realiza entre dos capas de pintura acrílica, craquelando la capa superior.

Primero, damos una primera capa de pintura acrílica (pintura al agua) que será color del fondo que veremos a través de las grietas de la capa superior y que dejaremos secar bien.

Segundo, aplicamos una capa de craquelador, ni fina ni gruesa y dejamos secar sobre una hora y cuando esté mordiente (pegajoso), nos preparamos para dar la siguiente capa de pintura.

Tercer paso, sobre el craquelador mordiente, aplicamos la segunda y final  capa de pintura, de color escogido para contrastar con la primera capa de pintura. La pintura para esta última capa debemos diluirla ligeramente para facilitar el craquelado.

Craquelado dos componentes.- Existe un segundo tipo de craquelador (llamado de dos componentes), que consta de dos frascos para utilizar por separado y marcados como paso-1 y paso-2.

Este tipo de craquelador, en un principio, puede parecer más difícil de manejar pero no es más difícil sinó distinto. Lo vamos utiliza mayormente para craquelar sobre un solo color o un fondo incoloro, o lámina, etc. Las grietas del craquelado se forman en el segundo componente y como el producto es transparente estas quedan sobre la pintura o fondo en que lo hayamos aplicado. Las grietas se realzan luego con una pintura o betún de Judea en función del color del fondo para resaltarlas, pues al ser transparente el producto, se verían poco.

Con este craquelador podemos crear decorados espectaculares en lozas, figuras y objetos de porcelana en general, en los que el craquelado se sobrepone en el fondo claro de un plato o figura.

Su aplicación debe ser sobre superficies no porosas, cerámica, porcelanas, metales,  vidrios, etc. Y para los casos de superficies porosas, como láminas, maderas, etc.  Aplicaremos previamente una mano de látex (cola blanca transparente).

Aplicación.- Tomamos el primer componente y lo aplicamos sobre la capa de pintura de fondo o sobre el fondo directamente y dejamos secar.  Una vez seco el primer componente aplicamos el segundo componente, dejamos secar 12 ó 15 horas y veremos que el craquelado se ha formado. Al ser el producto transparente, las grietas se notan poco y es por ello, que con un pincel o esponja casi secos, aplicamos una pintura sobre las grietas para oscurecerlas o aclararlas según el color del fondo y así quedarán estas totalmente nítidas.

A tener en cuenta.- Es importante tener en cuenta algunas cuestiones en estos trabajos para que el resultado sea el deseado.

La mayoría de los craqueladores van perdiendo sus condiciones y dejan de hacer efecto pasadas unas 20 horas desde su aplicación y saber que cuanto más gruesa es la capa aplicada más gruesas serán las grietas.

La pintura debemos aplicarla una hora después de haber aplicado el craquelador o es estado mordiente (pegajoso) y no más tarde de 20 horas.

Podemos aplicar la pintura a pincel o con esponja, si es a pincel debemos procurar no dar pinceladas encima de otras, pues agrieta peor y de forma deficiente.

Si aplicamos la pintura con esponja debemos hacerlo a toquecitos hasta cubrir toda la superficie.

Las grietas se forman siguiendo la dirección de la pintura, si la aplicamos en una sola  dirección, las grietas se forman esa dirección y si aplicamos la pintura en todas direcciones, las grietas se forman igualmente en todas las direcciones.

Para finalizar y una vez todo seco, podemos dejar el craquelado como fondo de un motivo pintado o un decoupage o simplemente, dejando el craquelado obtenido a la vista. Por último podemos aplicar un barnizar transparente para dar una mayor protección al conjunto.

 

Resumen:

Un componente.- Se aplican en general entre dos colores contrastantes, por ejemplo:

1º) Color base, pintura acrílica (será el color de las grietas) color a elegir / secar.

2º) Aplicamos barniz craquelador tratando de no superponer material / Mordiente.

3º) Color superior, pintura acrílica color a elegir dejar secar y aparecerá el craquelado.

Dos componentes.- Estos craqueladores se utilizan mayormente para craquelar pinturas, láminas, cerámica, cristal, metal, etc.

1°) Aplicamos dos manos del primer componente dejando secar entre una y otra.

2°) Se aplica el segundo componente que al secar forma las grietas.

 

Documentación

Textos, ilustraciones y resúmenes de artículos tomados en la red.

(Chema Laffarga) http://www.facilisimo.com/foro/

http://www.acrylicosvallejo.com/asp-inc/_artdeco.asp?p1=esp&p2=artedecotecnicas

http://www.creaydecora.com/index.php?option=com_content&view=article&id=235:el-craquelado-monogr